lunes, 22 de marzo de 2010

Adoro tragar y untarme semen ¿es malo?

Querida Gina:


Adoro tragarme y untarme en el cuerpo pero sobre todo la cara con el semen de mi novio, él también se alucina cuando lo hago pero estaba hace unos días platicando con un grupo de amigas sobre el tema y de 7 que eramos en la mesa sólo una de ellas y yo concordamos en que era magnifico, espectacular y extaciante el sentir el semen corriendo por nuestras caras y/o nuestras gargantas.


La verdad propuse un cambio de tema porque me sentí muy incómoda e incluso como rechazada por mis amigas.


Mi pregunta es ¿es malo, pervertido o hasta dañino el sentir ésos deseos de sentirme llena de semen y disfrutarlo al máximo? ¿estoy mal de la cabeza y necesito un psicólogo o un psiquiatra? ¿es antinatural lo que deseo y siento? Ayudame por favor Gina.


Atentamente:

Kitty. 34 años. Azcapotzalco, DF.




Querida Kitty:


Antes que nada debo elogiar tu gran ímpetu y valor para compartir con tus amigas tus inquietudes. Primero que nada vamos a la parte técnica del asunto:


El volumen promedio de semen de una eyaculación es de 1,5 a 5 mililitros, con máximo de 15 mL. Depende mucho de la abstinencia sexual previa y del nivel de excitación durante la actividad sexual o coito.


El semen suele tener una consistencia de coagulo, debido a la facilidad de solidificación que posee gracias al fosfato de espermina y otras proteínas similares al fibrinógeno. Es frecuente la aparición de grumos más sólidos, pero ello no es indicativo de ninguna clase de problemas.


El olor es peculiar y variable en cada individuo, en función de múltiples factores. Se trata de características que incluyen un fuerte componente subjetivo y emocional. Para unas personas es desagradable y para otras es excitante. Algunas personas reconocen un leve sabor dulce y afrutado, debido a las proteínas alcalinas. El aroma puede ser muy intenso.


La densidad normal de los espermatozoides en el semen varía de 50 a 150 millones por mililitro, por lo que cada eyaculación contiene entre 20 a 150 millones por milímetro cúbico de espermatozoides.


Debido a la composición del semen, en condiciones adecuadas, los espermatozoides pueden permanecer vivos fuera del organismo durante varios días. También sobreviven durante cierto tiempo en los conductos excretores después de la muerte. Se han llegado a encontrar gametos masculinos vivos en la trompa de Falopio y en el útero de la mujer varios días después del coito. Pueden almacenarse en estado congelado con nitrógeno líquido durante meses o años, ya que mantienen su capacidad fertilizante tras la congelación o criopreservación. Debido a esta última característica, es posible la inseminación artificial y la fecundación in vitro con semen congelado o criopreservado. Muchas personas con cáncer testicular han podido tener descendencia posteriormente, criopreservando su semen antes del tratamiento.


El 9%del volumen del semen de una eyaculación corresponde a los espermatozoides, 90.95% al líquido seminal y sólo un 0.05% a restos de orina.


Entre los elementos que componen el semen se encuentran los líquidos que aporta la vesícula seminal: La vesícula seminal aporta entre el 40% y el 60% del semen y crea principalmente


Fructosa
Prostaglandinas (Vitaminas E2, A, B10, B12 y B6)
Aminoácidos
Fósforo
Potasio
Hormonas


La próstata aporta de 15% a 30% del plasma seminal, crea un liquido rico en :


Ácido Cítrico
Carnitina
Fosfatasa Alcalina
Calcio
Sodio
Zinc
Potasio
Enzimas para la separación de las proteínas
Fibrolisina (una enzima que reduce la sangre y las fibras del tejido).


El último elemento que se agrega al semen es un fluido que secretan las glándulas uretrales (Glándulas uretrales de Cowper y Littré), (las gladulas Cowper están ubicadas bajo la próstata y aportan la secreción mucosa al semen) y bulbouretrales, que representan el 3% al 6% del semen, segrega una proteína espesa, clara y lubricante.


En pocas palabras y resumiendo, el dicho o la creencia de que el semen es asqueroso no sólo es un mito sino una total y absoluta tontera quien asegura tal circunstancia, puesto que si lo analizamos correctamente y como se debe el semen técnicamente está basado en una dieta de los mismos componentes que frutas, verduras, carne y alguno que otro complemento alimenticio de eso que venden en las tan populares tiendas naturistas, no sólo éso sino que seguramente has de haber notado que cuando no había nadie contigo y, por consiguiente, no podías tomarlo mantenías un cierto standard de peso pero que ahora que tienes acceso total a dicho fluido tu peso, aunque en una escala mas bien pequeña, ha ido disminuyendo gradualmente ésto se debe a que el cuerpo consume demasiadas calorías para procesar tal cocktail de proteínas, cuyo efecto es equiparable a que si comieras una hoja de lechuga todos los días.


Así que mi querida Kitty, no debes ni tienes porque sentirte mal, al contrario, no sólo encontraste el equivalente a tomar 3 a 5 pastillas de multivitaminico y complementos alimenticios gratis y hacer una microdieta, sino que encima de éso tienes el privilegio de tener una mente tan abierta como para disfrutarlo plenamente.


No tiene absolutamente nada de malo el tener dichos deseo y más bien piensa que nuestra sociedad lamentablemente se regodea de una civilidad, cultura e inteligencia que nada más no se ve de donde, por lo que a mí respecta tu conducta es ampliamente aprobable y plausible.


Sigue disfrutando a tu chico cuanto puedas y como dicen por ahí “ordeñalo, exprimelo o haz lo que tengas que hacer para sacarle todo el jugo”


Un abrazo y un beso de Gina.

Ciao.

3 comentarios:

  1. ya las enfermedades e infecciones donde quedan cuando tragas el semen?

    ResponderEliminar
  2. Hay a quiénes les fascina y otras que lo odian totalmente, aunque del segundo grupo casi siempre es por “que asco nunca lo probaré”. Yo estoy del lado de las que les gusta, no sé ustedes pero la mujer siempre ha sido la que calladita (en pensamientos y todo) goza cuando tiene sexo, a mi me gustan las que expresan todo lo que quieren sin tapujos. Ahora bien, hay mujeres que piensan en sexo tanto como los hombres, esas son la mejores.

    ResponderEliminar